" Segunda oportunidad" por Martí Gironell

06/09/2021

El escritor y periodista analiza la novela “L’home que va viure dues vegades” (El hombre que vivió dos veces) de Gerard Quintana, obra galardonada con el Premio Ramon Llull 2021.

Paul Auster dice que la tragedia del hombre a veces es que no sabe que una vida contiene muchas vidas. Vivir una vida que ya no es, que se acabó, es lo peor que te puede pasar. Todo tu desarrollo debes poder realizar el máximo que puedas, si no es un simulacro de vida. Gerard Quintana a través del personaje de Salvador Martí inicia un viaje que nos interpela • la como lectores a lo que ya hace más de veinte años cantaba con Sopa de Cabra: "Allá, más lejos de las estrellas, / a la otra cara del espejo, /
donde todo es más sencillo de entender, / la puerta espera abierta. " El inicio de Tus sueños conecta con la idea que sustenta El hombre que vivió dos veces, premio Ramon Llull de 2021, publicado por Columna.
La he encuentro sensacional por las sensaciones que genera en el lector, por las imágenes que dibuja, por las reflexiones a partir de los referentes no sólo poéticos, filosóficos, religiosos, musicales, tradicionales ... que aparecen y que hacen pensar. Es una novela • la muy potente! Muy visual y que te atrapa por este ir y venir del sueño a la realidad y al revés! Te coge de la mano en esta danza funesta, macabra pero también sensual y sexual y te revolcó entre el dolor y el placer en un intento de buscar el equilibrio.
Y recordando el título de su primera novela • la Entre el cielo y la tierra (Columna, 2019) para que constantemente estamos entre estos dos planos. O entre Dios y el demonio, entre el Bien y el Mal tratando de encontrar el equilibrio ya que el uno sin el otro no existirían o no tendrían sentido. Un equilibrio entre el arrebato y la autodestrucción que ni con el amor ni con la poesía se consigue! Y eso que los dioses también tienen vocación de poetas.
"El equilibrio es a medio camino entre el dolor y el deleite, pero son necesarios ambos para que sea posible".
Esto lo dice Dios en el capítulo dos y preñado de remordirments tendrá un gesto humano y hará girar la rueda del tiempo (y les da una segunda oportunidad !!!)
El hombre que vivió dos veces es el viaje al otro lado del espejo para vivir una segunda vida que le dé respuestas a la primera, de Salvador Martí, el saltamontes, Pere Ponsatí el poeta retirado, tal como le decía su abuela, que con un sabiduría muy aguda ya sabe que no hay retiro por un oficio que no existe. Al poeta sólo le queda la eternidad. Él es el último hombre de su linaje quepis culpa de una maldición que arranca en tiempos de la Inquisición - 6monedes de oro para denunciar por bruja una mujer- se verán castigados a llevar dos vidas y por lo tanto a morir dos veces.
 
"Cuando la realidad no te puede dar nada, ni tansolsrespostes, es el momento de saltar al otro lado, a la invisible certeza, como aquellos personajes de la calle, poetas, guerreros y enamorados. "
En Salvador se ve reflejado en el mural que El Campaner pinta en una pared de una calle de Girona y que de manera premonitoria dibuja un Salvador retirado a las cuevas ibicencas como si se tratara de un sadhu hindú que no ha dejado de creer en la poesía.
Y Salvador decide dar ese salto y refugiarse en la poesía, como antes que él lo habían hecho infinidad de poetas. Porque prefiere imaginar que los poetas seguían viviendo en el mundo que habían soñado, en el universo que habían construido en vida, en los rincones de su arquitectura interior que habían tratado de traducir en versos. Si había un lugar para los poetas, este era el mundo de los sueños. Donde los límites son fuera del control de la razón.
Aristóteles decía que la Historia explica lo que pasó y la poesía lo que habría podido pasar. En Salvador le confiesa al heredero de un fabricante de palillos de Amer que el sube haciendo dicho que "prefiero esperar a ver qué hace la vida conmigo y después ya lo escribiré para entenderlo".
Necesita entender porque el mar se ha llevado el amor de su vida, María y sus dos hijos.
Antes sólo creía en la poesía, la más sincera. Es lo mismo que creer en los sueños, allí donde nadie controla la verdad ni la mentira, el bien ni el mal. He sido feliz pero dentro de un sueño ".
La novela • la está barnizada de poética y de todas las imágenes que hay, la más sugerente es la historia de la mariposa (Maria Ponsa) y el Saltamontes (en Salvador Martí) que se enamoran en el bosque de plataneras gigantes (La Devesa de Girona) embriagados por el olor de petricor pesar del topo, el zorro y otros animales que los quieren hacer caer al abismo pero como le dice un poeta que conocerá en Barcelona, ​​RomualdoCartaya: "Todas las criaturas somos imperfectas. Si no estuvieramos sometidos al error, seríamosabsolutos y no necesitaríamos nada más que la soledad.Necesitamos completarnos los Unos con Los otros, con Nuestros amantes, con nuestrosenemigos.También las ratas y los elefantes, y los humanos y los dioses.Pero estos Últimos puedendevolver a la vida lo que ya se fue ". Y en salvador la escucha como si hubiera un mensaje para él en aquellas palabras. Gerard Quintana nos plantea una historia, un viaje que nos preguntamos si es posible que en la otra junto al espejo tengamos una segunda oportuno